Tom Dixon es uno de los diseñadores británicos más originales de su generación. Desde los años 80, procura explotar el potencial decorativo de los materiales reciclados y sus proyectos esculturales le valen rápidamente una cierta notoriedad internacional. La silla S-chair, editada por la empresa italiana de diseño de mobiliario Capellini es uno de sus primeros grandes éxitos. Después de haber sido director artístico en Habitat, él crea su propia empresa, Tom Dixon Lighting para producir sus colecciones de luminarias y de muebles. Sus creaciones plasman el nuevo espíritu industrial y reflejan su pasión para las materias primas, la artesanía, la funcionalidad y la robustez.
TecSOM
Cerrar